opinion

Es Cuestión de Actitud

Ayer tuve la oportunidad de asistir al Beauty Day de la revista InStyle; el evento fue super divertido, consistió en un espacio lleno de marcas de belleza mostrando sus últimos productos, también habían estaciones interactivas donde te podías hacer la manicura, peinados, comer, tomar, entre otras cosas. Pero lo más divertido, para mi, fueron los talleres y seminarios que dieron algunas marcas.


Lamentablemente no tuve la oportunidad de ir a todos porque la mayoría estaban agotados pero sí logré asistir a dos: el de NUXE París y el de Actitud 43. El taller de Actitud 43 me dejó mucho en qué pensar. Básicamente nos dieron un seminario sobre la imagen personal y la actitud. Sin embargo, la ponente no habló solo de cómo elegir las mejores prendas para tu cuerpo sino que fue un poco más allá y nos enseño cómo la imagen comienza desde adentro, es decir, tu “marca personal” es un reflejo de lo que piensas de ti misma. Me encantó porque nunca había visto un seminario de estilismo e imagen que se enfocara tanto en tu actitud interna. Eso me dio demasiada inspiración para escribir sobre mi experiencia con mi cuerpo, mis inseguridades (que sigo trabajando) y aceptación personal, lo escribo esperando ayudar a alguno de ustedes porque sé que es un tema difícil. Así que aquí voy….

My Personal Journey

Desde muy pequeña he tenido problemas tanto con mi figura como con mi personalidad, dos aspectos que se relacionan, quieras o no. No diré que sufrí bullying en el colegio por ser rechonchita, porque no fue así, sino que fue más como un constante estrés interno de parecerme a lo que yo denominaba como “perfecto”; además, eso venía ligado con una personalidad difusa que cambiaba constantemente porque no me conocía y me dejaba llevar por la infinidad de grupos por los que pasaba, descartándolos uno por uno por incomodidad. En fin, mi etapa de “adolescencia” fue un infierno que todavía me persigue en ciertos aspectos; estuvo llena de inseguridades, presiones sociales y decisiones que arrepiento. Sin embargo, doy gracias por haber vivido esas experiencias, ya que me han hecho lo que soy ahora. No puedo decir que estoy totalmente bien pero sí puedo afirmar que he evolucionado lo suficiente como para que mi autoestima mejorara.
Todos mis cambios comenzaron con la palabra “relatividad”. Tanto los cánones de belleza como los gustos son relativos, aunque las revistas te traten de vender lo contrario. Hemos convertido la palabra “belleza” en algo tan absoluto,  “para ser bella hay que ser delgada”, “para ser bella hay que tener unos rasgos únicos”, “los ojos azules son los más bellos”… hemos reducido ese término a reglas o, yéndonos al otro extremo, ahora se ha convertido un término “políticamente correcto” que no deja que desarrollemos nuestras opiniones personales, sencillamente todo es bello y tus preferencias no importan porque se convierten en discriminación. – Pues no, la discriminación llega cuando utilizas absolutos, el hecho de tener ciertos gustos o preferencias no te hace una mala persona, eso siempre y cuando aceptes las opiniones ajenas como válidas aunque no las compartas.– Mi vida cambió cuando me di cuenta de la relatividad que tiene tanto la belleza como la personalidad.
Entonces ¿qué es para mi la belleza y la imagen personal?
Para mi la belleza no viene determinada por una talla, sino por la salud tanto mental como física. Ya pensarán, ah claro…ser saludable es tener un cuerpo de gimnasio. Bueno, puede ser que sí y puede ser que no. Es relativo. La belleza es un dilema interno, en el cual necesitas estar bien contigo misma para descifrarlo.  Yo conozco chicas y chicos que no son “delgados” – según los cánones sociales – pero tienen una paz mental tan impresionante que lo único que irradian es seguridad y una actitud positiva cuando hablan de ellos mismos. Como también conozco personas super-hiper-mega “fit” que no tienen ni un gramo de seguridad y viven en un constante martirio por no ser lo que ellos denominan “perfecto”. Como decían en el taller de ayer, la belleza es un tema de actitud, no de talla ni aspecto.
Ahí decidí cambiar mi estilo de vida, comencé a ver mi cuerpo como una casa, en el sentido que de vez en cuando tengo que parar mi rutina y hacerme cargo de ella para que esté ordenada, limpia y me produzca paz…una paz que se traducirá en felicidad y belleza.  Empecé a cuidar más mi alimentación, no con el propósito único de adelgazar sino para tener mis defensas y mi colesterol bien, eso produjo que mis ataques de pánico bajaran y que mi energía aumentara. Sin embargo, no fue solo la “comida sana”, – yo me estoy alimentando bien pero no he dejado las hamburguesas y la Nutella de lado –  sino que a eso le uní un cambio de perspectiva fuerte y comencé a aceptarme, gordita y todo… mi bajada de peso fue una consecuencia, no un objetivo.
Para no ser tan pesada con un post larguísimo, quiero terminar señalando mis conclusiones de todo este proceso para conseguir mi amor interno.
Primero: tener inseguridades no es malo…de hecho, es MUY normal. Todo el mundo tiene inseguridades y “complejos”, siempre habrá algo de tu cuerpo o de tu personalidad que no te guste o, por lo menos, no te agrade como lo demás…y eso no tiene nada de malo, solo te hace humano. Lo importante es que no te “disguste” tu cuerpo completo por una pequeña imperfección como una estría o tu altura. Como dije al principio, tu cuerpo es  como una casa, que no te guste un mueble o un cuadro no es razón para “odiar” el lugar donde vives y donde te desarrollas.
Segundo: tu personalidad no tiene que ser exacta o estar 100% definida, menos en tu adolescencia. Con esto me refiero a que está bien no tener tus gustos definido, especialmente cuando estás en el colegio o la universidad, te queda una vida entera donde conocerás personas con distintas opiniones que capaz te hagan cambiar. Probablemente tengas una etapa de “metaler@” y luego en la universidad te encante el EDM y el Jazz, y eso no tiene nada de malo. De hecho, ahora lo considero mejor porque, al separar la necesidad de encajar de mi personalidad, he aceptado una diversidad de pensamientos a mi alrededor, me he quitado etiquetas de encima y me convertí en una persona más inclusiva.
Tercero: el. Colegio. No. Es. Todo. Siento que esto es taaaan importante, por más fuerte que seas, la etapa escolar es un momento de incertidumbre para todos; si lo piensas, tiene mucha lógica porque es una comunidad de pre y adolescentes que están constantemente tratando de definir su personalidad y sus gustos. Es difícil desarrollarte como un individuo pleno dentro de tanto caos. Solo quiero que sepas que hay mucho más que el Colegio, muchísimo más. Y eso no va solamente a aquellos que tienen problemas personales sino que también va dirigido a los que sufren bullying (pero ese es otro tema que me gustaría tocar en otro post). Hay un más allá fuera de las paredes del colegio, que te espera cuando te gradúes. La persona que eres en el colegio no te define de forma absoluta, luego tendrás oportunidad de conocer otras culturas, de pasar tiempo solo descubriendote, tendrás relaciones con distintos amigos y parejas, y todo es te irá sumando cosas…así tengas momentos negativos, esas son las verdaderas experiencias que te convertirán en la persona que serás en el futuro. Así que disfruta tu etapa de adolescente rebelde y deja de preocuparte por si encajas o no.
En el momento en que dejes de ver todo como un absoluto y te comiences a amar por dentro, verás que poco a poco tu felicidad saldrá a flote. Verás que cuando entres a una sala todos dirán: que persona tan hermosa… y tu responderás: es cuestión de actitud. 

 

Anuncios

0 comments on “Es Cuestión de Actitud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: